'La prensa libre debe abogar siempre por el progreso y las reformas. Nunca tolerar la injusticia ni la corrupción. Luchar contra los demagogos de todos los signos... Oponerse a los privilegios de clases y al pillaje público... Ofrecer su simpatía a los pobres y mantenerse siempre devota al público'. 'El periodismo verdadero se asegura de no parcializarse jamás, pase lo que pase... Si el periodismo es ético y profesional ofrecerá las dos caras de una moneda, la versión de cada bando en un conflicto, y las mostrará siempre en partes iguales... Si no lo hace, entonces no es periodismo: Es sólo basura, y de la peor clase, es decir, la típica basura que se vende a si misma a cualquier otro interés político o económico distinto de la verdad real de las cosas'. Joseph Pulitzer.

Amigos de Contextus RadioVideo Digital

Amigos Proyecto Contextus en NetworkedBlogs

Celia Cruz y Olga Gillot, el arte de existir - Por Lic. Amelia M. Doval


Celia Cruz y Olga Gillot, el arte de existir

Por Lic. Amelia M. Doval Hernández
Miami, Fl

Los cubanos nacidos después del 1959 redujeron su historía musical a un grupo de cantantes y compositores que decidieron, por diferentes motivos, quedarse en el país. Pasados los años se han abierto las mentes y ya se reconocen algunas glorias cubanas que antes estaba prohibido escuchar. 

Después de 50 años, aquellos talentos cubanos aún no han podido volver a pisar su tierra, ni mostrar su arte a las nuevas generaciones. Hoy los cubanos pierden parte de su vivencia musical cuando fallecen, quienes le dieron prestigio y gloria a la cultura, el arte y el sentir cubano. 

Entre todos, dos damas. Dos grandes de la historía musical  trascendieron la nacionalidad para ser universales. Olga Guillot y Celia Cruz, ambas fallecidas. Unidas en cubanía, enteresa y buen gusto artístico. En vida fueron aplaudidas como símbolo. A su muerte nos dejaron un legado que honra la Cuba de antes y la de ahora. 

Los caprichos del destino quisieron que sus vidas se entrelazaran. Ambas fallecidas en el mes de Julio. Celia Cruz el 16 de Julio de 2003. Olga Guillot , el pasado 12 de Julio de 2010. 
Para el arte  han dejado de existir dos pilares de la interpretación: la salsa y el bolero. Sentimientos llevados en la sangre de cualquier cubano que despunta con la sabía de lo autóctono. Celia y Olga, escudo, bandera, himno de la voluntad de libertad de un pueblo. 

Escogió octubre la dicha de servirles de cuna para nacer. Celia el 21 Octubre de 1924. Olga,el 9 de Octubre de 1922.  El exilio las acogió como reinas, grandes señoras de la interpretación, puro sentimiento y entrega. 

Celia Cruz fallece a los 78 años de edad, por las rarezas de lo ilógico Olga Guillot tenía al morir 87 años, dos números al derecho y al revés. Hacer un homenaje a la Patria, es hacer una homenaje a su arte. Música, que cada cubano lleva como apellido que acompaña el gentilicio. 

Más que llorar su pérdida se debe aplaudir su existencia. Orgulloso ha de estar el pueblo de Cuba, su estirpe es de gladiadores.
Fotografía: Internet