'La prensa libre debe abogar siempre por el progreso y las reformas. Nunca tolerar la injusticia ni la corrupción. Luchar contra los demagogos de todos los signos... Oponerse a los privilegios de clases y al pillaje público... Ofrecer su simpatía a los pobres y mantenerse siempre devota al público'. 'El periodismo verdadero se asegura de no parcializarse jamás, pase lo que pase... Si el periodismo es ético y profesional ofrecerá las dos caras de una moneda, la versión de cada bando en un conflicto, y las mostrará siempre en partes iguales... Si no lo hace, entonces no es periodismo: Es sólo basura, y de la peor clase, es decir, la típica basura que se vende a si misma a cualquier otro interés político o económico distinto de la verdad real de las cosas'. Joseph Pulitzer.

Amigos de Contextus RadioVideo Digital

Amigos Proyecto Contextus en NetworkedBlogs

Fidel resucita y pide perdón a homosexuales - Por: Alberto Müller


Fidel resucita y pide perdón a homosexuales

Por: Alberto Müller
Fidel Castro Ruz

En una curiosa entrevista con la periodista Carmen Lira Saade para La Jornada de México, Fidel Castro vuelve con el estribillo demencial de una inminente guerra nuclear, le vuelve a poner fecha de parto a la catástrofe atómica, por segunda ocasión, pero no menciona cuando le pidió a Nikita Kruschev que lanzara los cohetes atómicos contra Estados Unidos, hace casi cincuenta años. 

Confiesa Fidel que ‘resucitó’ de una enfermedad o ‘calvario’ que lo mantuvo al borde de la muerte. Y los términos resucitar y calvario, tal vez sugieran un deseo inconsciente de parecerse al Jesús de la Cruz, con la diferencia que Cristo entregó su vida para dar vida al resto de la humanidad, mientras que el ex gobernante cubano cuando se sintió cerca de la muerte, lo que deseaba, de acuerdo a la dicho en la entrevista, era que todo el mundo desapareciera con él.

También dijo Fidel que cuando regresó a la vida se percató de que ‘vivía en un mundo como de locos’, incluyéndose él por supuesto. Y que ahora su lucha es ‘crear un movimiento contra la guerra nuclear ante la inminencia de una conflagración mundial’.

Algo que llamó poderosamente  la atención es que Fidel pidiera  perdón a los homosexuales por la persecución y el envío a campos de concentración, a los que sometió con crueldad durante la década de los 60’.

Falta por ver si este rasgo de reconocer un error tan grave y que costó tantos sufrimientos a familias cubanas enteras, puede traducirse en el reconocimiento de otros errores de opresión e inhumanidad en estas cinco décadas de régimen dictatorial, como los más recientes del maltrato al preso político Orlando Zapata Tamayo, dejado sin agua por 18 días y golpeado hasta la saciedad en una celda de castigo hasta que murió en una huelga de hambre, que unido a los acosos reiterados a las Damas de Blanco en La Habana y a Reina Tamayo Dánger en Banes, configuran una trilogía de represión y torturas, lamentablemente inscritas con mucho dolor en la historia cubana.

Pero habría otros errores anteriores, como los maltratos y las torturas de la década de los 60’ contra el presidio político de las mujeres; el asesinato de Ernesto Díaz Madruga, primer mártir de la época del Trabajo Forzado en la prisión de Isla de Pinos, proceso que costó la vida a muchos reclusos por las torturas sistemáticas contra ellos.

Lamentablemente no tenemos espacio para contar todos los actos de maltratos y torturas aplicados en más de medio siglo de régimen comunista en Cuba. Tampoco harían falta si hubiese disponibilidad de pedir perdón por todos, pues esto de ipso facto, desmontaría la crispación y el autoritarismo militar imperante en Cuba.

Sin embargo, entre la obsesión por la guerra nuclear y el perdón a los homosexuales, que van conformando su expresión de demencia senil, queda como curiosidad histórica, que durante la entrevista concedida a La Jornada, Fidel no pronunciara una sola palabra de las miserias que padece Cuba.

Confiemos que Fidel prosiga su proceso de recuperación, que se detengan los síntomas de demencia senil y que pida perdón por todos los errores cometidos, que son muchos, pues estos serían los pasos previos para instaurar en Cuba nuevamente la libertad, la democracia y dar inicio a un gran abrazo de reconciliación nacional, que desmonte el sistema estalinista y centralizado que tanto dolor a causado al pueblo cubano.
Fotografía: Internet