'La prensa libre debe abogar siempre por el progreso y las reformas. Nunca tolerar la injusticia ni la corrupción. Luchar contra los demagogos de todos los signos... Oponerse a los privilegios de clases y al pillaje público... Ofrecer su simpatía a los pobres y mantenerse siempre devota al público'. 'El periodismo verdadero se asegura de no parcializarse jamás, pase lo que pase... Si el periodismo es ético y profesional ofrecerá las dos caras de una moneda, la versión de cada bando en un conflicto, y las mostrará siempre en partes iguales... Si no lo hace, entonces no es periodismo: Es sólo basura, y de la peor clase, es decir, la típica basura que se vende a si misma a cualquier otro interés político o económico distinto de la verdad real de las cosas'. Joseph Pulitzer.

Amigos de Contextus RadioVideo Digital

Amigos Proyecto Contextus en NetworkedBlogs

Los garbanzos no han asomado la nariz - Por Tania Quintero



Los garbanzos no han asomado la nariz

Por Tania Quintero
Cuba-Puntos de Vista 

Los cubanos, salvo excepciones, son "potajeros". Les gusta "mojar" el arroz blanco con algún potaje, sea de frijoles negros o colorados, judías, chícharos o garbanzos. Los más consumidos en las casas, comedores obreros y escolares, hospitales y asilos de ancianos, han sido los chícharos, en otros países conocidos como guisantes o arvejas. También han sido los que nunca han faltado en las cuotas mensuales per cápita de la libreta de racionamiento, por ser los más baratos en el mercado mundial.

En el lado opuesto, los que más han escaseado y han sido los más deseados, han sido los garbanzos, que a diferencia de otras leguminosas, para que queden buenos, requieren de un pedazo de carne de res, tocino, hueso de jamón y chorizo, si es español, mejor.

Según Georgina Noa Montes, periodista independiente de Hablemos Press, hace unas semanas, en el Noticiero Nacional de Televisión, trasmitieron un reportaje sobre la producción de garbanzos, donde se decía que se había sobrecumplido y podría abastecerse a la población.

Recuerda Georgina que desde hace años "el garbanzo es una miniestra que no todos los cubanos han podido llevar a la mesa, ya que únicamente se podía adquirir en los comercios que ofrecen sus productos en pesos cubanos convertibles, a los cuales el cubano de a pie, tiene muy poco acceso".

Como es sabido, en Cuba los salarios se pagan en pesos cubanos, que es la moneda nacional, con excepción de un porcentaje mínimo de empleados en sectores y empresas recaudadoras de divisas, como el turismo y telecomunicaciones, a quienes les suelen dar una cantidad de pesos cubanos convertibles, si ese mes han cumplido los requisitos exigidos. La fuente principal de entrada de moneda dura en la isla es a través de las remesas familiares.

"El Noticiero Nacional de Televisión -sigue contando Noa Montes- hacía alardes de la gran distribución de garbanzos para el consumo de la población. Entre los que se encontraban los mercados estatales agropecuarios (donde se venden productos liberados en moneda nacional); las shoppings o tiendas recaudadoras de divisas, en las bodegas, donde se adquieren los artículos normados por la libreta de abastecimientos".

Según Georgina, hasta la fecha sólo se han visto los garbanzos en los mercados agropecuarios, al costo de 9.60 pesos la libra, mientras en los establecimientos por divisas, su precio es de 1.75 pesos cubanos convertibles el paquete de 500 gramos, equivalente a una libra. "Pero en cuanto a las 10 onzas mensuales por persona, destinadas a la canasta básica, los garbanzos no han asomado su nariz. Y para cuando la asomen, si es que llegan a asomarla, esperemos que los precios no sean tan elevados", concluye la periodista. 

Fotografía: Internet 
Contextus RadioVideo