'La prensa libre debe abogar siempre por el progreso y las reformas. Nunca tolerar la injusticia ni la corrupción. Luchar contra los demagogos de todos los signos... Oponerse a los privilegios de clases y al pillaje público... Ofrecer su simpatía a los pobres y mantenerse siempre devota al público'. 'El periodismo verdadero se asegura de no parcializarse jamás, pase lo que pase... Si el periodismo es ético y profesional ofrecerá las dos caras de una moneda, la versión de cada bando en un conflicto, y las mostrará siempre en partes iguales... Si no lo hace, entonces no es periodismo: Es sólo basura, y de la peor clase, es decir, la típica basura que se vende a si misma a cualquier otro interés político o económico distinto de la verdad real de las cosas'. Joseph Pulitzer.

Amigos de Contextus RadioVideo Digital

Amigos Proyecto Contextus en NetworkedBlogs

Cuba: Retoques a la educación - Por: Luis Felipe Rojas



Cuba: Retoques a la educación

Por: Luis Felipe Rojas
Sistema de educación cubana...

Con las llaves del nuevo curso escolar* en las manos, el Ministerio de Educación ha puesto sobre la mesa una serie de métodos que apuntan en dirección contraria a sus más recientes decisiones. Mientras se realizan intentos de ponerse a tono con la realidad económica nacional, se emprenden giros verdaderamente inesperados.

Una de las novedades, que ha causado extrañeza tanto en graduados universitarios como en padres y funcionarios, ha sido la vuelta a las escuelas formadoras de maestros, antiguas EFECI, donde se incluía la formación de educadoras de círculos infantiles y maestros primarios.

Para Osmanis, ahora profesor de Informática y graduado de una de estas escuelas cuando residía en Manzanillo, Granma: “Es volver a lo que nunca debió desaparecer. Tuve una preparación de 10 años antes de obtener mi título definitivo de licenciado en Pedagogía, fueron cuatro años en la Escuela Formadora de Maestros y seis en el Superior Pedagógico, lo demás fueron inventos que se han ido con los ministros y funcionarios que lo han echado todo a perder”.

A decir de este profesional que atravesó el nivel medio y se formó en las aulas en las que a un tiempo impartía clases y recibía los instrumentos metodológicos que luego tendría que aplicar, “para ser profesor de un Instituto Pedagógico, había que ser bueno, pero para graduarse de la Formadora de Maestros, teníamos que demostrar que podíamos dar una clase de primero a sexto grado sin titubear, sin muela política y con un nivel de claridad que convenciera al más riguroso metodólogo”.

La demostración de que las vídeo-clases sirvieron de muy poco y de que los alumnos fueron quienes salieron perdiendo, ha sido la repulsa masiva a tales métodos como sustitución de una pieza clave en las aulas: el maestro, el profesor.

Los fallos técnicos y la falta de piezas de repuesto para televisores, la eliminación de vídeo-caseteras y la poca preparación de los llamados “maestros emergentes”, son apenas algunas de las deficiencias de la educación en los momentos actuales.

En provincias como Granma, Santiago de Cuba y Holguín, el curso 2010-2011 ha sorprendido a muchos padres con el quebradero de cabeza de ver a punto de desaparecer las “aulas multigrados”, espacios donde reciben educación primaria entre tres y cinco niños de diferentes edades, obligados a ello por vivir en lugares intrincados.

Lo que pareció un logro del sistema se ve ahora al borde de malograrse por la escasez de recursos económicos, la falta de maestros y un cambio de directiva en el sector.

Nora, residente en San Germán, Holguín, ha decidido recibir a dos sobrinos en su casa del Consejo Popular Urbano, ya que en el bario conocido como La Cuchilla, la escuela multigrado ha anunciado el cierre con explicaciones que aún no convencen a quienes saldrán damnificados: “Si no vienen para mi casa -dice Nora- tendrán que recorrer varios kilómetros para ir a otra escuela. Es una pena que el gobierno deshaga en un curso lo que lleva años más o menos con buenos resultados”.

Hasta ahora, la eliminación de los multigrados sólo se ha mencionado en indicaciones venidas de las direcciones municipales. La eliminación o reconcentración de estas aulas supondría un verdadero trauma en provincias como Granma y Santiago de Cuba, ubicadas en la Sierra Maestra, uno de lugares de la geografía nacional.

Nora concluye: “Ahora mismo estamos a la expectativa, la solución no puede ser reconcentrar a los niños lejos de casa porque sí, ni llevarlos y traerlos día a día por caminos de varios kilómetros. Todavía no sabemos qué se va a hacer”.

Durante años, la educación fue un sector complicado en Cuba. La falta de maestros se debía a la carencia de incentivos, los rigurosos horarios y el excesivo control. Una consecuencia de esto es la ahora llevada y traída “plantilla inflada”.

Los medios de información nacionales dieron la nota de una elevada tasa de profesionales de la educación que se emplean en oficinas dedicadas a trámites burocráticos como inspecciones y supervisión de tales inspecciones.

Desde las oficinas municipales hasta el Ministerio de Educación, existe una sarta de burócratas que se verán obligados a tomar las aulas nuevamente, luego de cerca de una década llenando planillas, enviando informes y asesorando a sus colegas en todos los niveles.

“Parece que el dinero ya no da para tanto -afirma Exilda, quien durante doce años laboró en la educación primaria-, pero la culpa la pagarán los estudiantes. Hay metodólogos, jefes de suministros y subdirectores de especialidades que hace mucho no se les ve en un aula. Es como enseñarlos a caminar otra vez. Sin contar con que muchos verán menguados sus salarios y tendrán que someterse a niveles de mando que antes controlaban ellos”.

“Lejos de frenar su lógico desarrollo -dice Osmanis-, el sector de la educación debe estar en constante superación, pero a la vez se trata de uno de los sectores más conservadores que deben existir en la sociedad. Conservador en el sentido de que debe asentarse por años y experimentarse menos con métodos fallidos como los que han existido. Si miras unos veinte años atrás, esto en Cuba ha sido un desastre”.

* En la isla, el curso escolar 2010-2011 se inicia el lunes 6 de septiembre.
Fotografía: Internet