'La prensa libre debe abogar siempre por el progreso y las reformas. Nunca tolerar la injusticia ni la corrupción. Luchar contra los demagogos de todos los signos... Oponerse a los privilegios de clases y al pillaje público... Ofrecer su simpatía a los pobres y mantenerse siempre devota al público'. 'El periodismo verdadero se asegura de no parcializarse jamás, pase lo que pase... Si el periodismo es ético y profesional ofrecerá las dos caras de una moneda, la versión de cada bando en un conflicto, y las mostrará siempre en partes iguales... Si no lo hace, entonces no es periodismo: Es sólo basura, y de la peor clase, es decir, la típica basura que se vende a si misma a cualquier otro interés político o económico distinto de la verdad real de las cosas'. Joseph Pulitzer.

Amigos de Contextus RadioVideo Digital

Amigos Proyecto Contextus en NetworkedBlogs

¡Se derrite la nieve del Kilimanjaro!

Foto de un pico nevado del Kilimanjaro por Lonnie Thompson
de Ohio State University. EE. UU.


Semana.com
Martes 3 Noviembre 2009

De las nieves perpetuas de la montaña más alta de África queda poco, y en unos años, será cuento del pasado.

"El Kilimanjaro es una montaña cubierta de nieve de 5895 metros de altura, y dicen que es la más alta de África. Su nombre es, en masai, «Ngáje Ngái», «la Casa de Dios». Cerca de la cima se encuentra el esqueleto seco y helado de un leopardo, y nadie ha podido explicarse nunca qué estaba buscando el leopardo por aquellas alturas".

Así comienza el famoso cuento del escritor estadounidense Ernest Hemingway titulado "La Nieves del Kilimanjaro". Y pronto, según las investigaciones conducidas por el profesor Lonnie Thompson de la Universidad de Ohio, este cuento será lo único que quede de estas bellas cumbres blancas de Tanzania.

Como lo publicó en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, Thompson pronostica que en tan sólo 20 años, o incluso antes, el pico más alto del continente africano podrá quedar sin nieve.

Para 2007, ya se calculaba que el 85 por ciento de los hielos eternos que la montaña tenía en 1912 ya se habían derretido. El Kilimanjaro es fruto de una evolución geológica muy peculiar porque hace unos 4.200 años hubo una gran sequía en Tanzania, que trajo un polvo que todo lo cubrió pero no se derritieron los hielos y nieves. Hoy los glaciares del Kilimanjaro, especialmente el Furtwängler ha disminuido a la mitad, y Thompson asegura que desaparezca en los próximos años. No se sabe si el fin de las nives del Kilimanjaro se debe al calentamiento global o si también está relacionado con otros fenómenos del medio ambiente de esa región.